Saltar al contenido

Cinco remedios caseros elaborados con zanahorias

y, especialmente, por una gran cantidad de beneficios que aporta a nuestra salud corporal. Además de suponer una gran fuente de vitamina A, la zanahoria es un producto con el que es posible realizar una gran cantidad de remedios caseros y naturales que aprovechan sus interesantes propiedades medicinales.

Elaborar remedios caseros con zanahorias

Aliviar las quemaduras: Si sufrimos algún tipo de quemadura leve en la piel, ya sea por exposición al sol o a través de un accidente mientras nos encontramos haciendo alguna tarea del hogar, podemos aplicar pulpa de zanahoria, rallada o machacada, directamente sobre la herida. La vitamina A nos ayudará a regenerar todos aquellos tejidos que hayan sido dañados.

Combatir la tos: Para elaborar este remedio casero, necesitamos doscientos gramos procedentes de la pulpa de la raíz de la zanahoria con el objetivo de cocerla en medio litro de agua hasta que ésta se vuelva viscosa. Se puede ingerir directamente o mezclado con leche y miel.

Prevenir enfermedades oculares: Si deseamos frenar la evolución de enfermedades de la visión como la miopía o la hipermetropía, podemos agregar a nuestra rutina alimentaria dos raciones de zanahorias al día, ya sean crudas o en forma de zumo. El aporte de vitamina A en este sentido va a resultar enormemente importante, especialmente en épocas como la primavera o el otoño.

4Frenar la inapetencia: Cuando llevamos varios días sin demasiadas ganas de comer o con dolores en el estómago, podemos preparar una infusión casera a base de semillas de zanahoria. Basta con una cucharada pequeña disuelta en una taza de agua hirviendo.

Tratamiento de las diarreas infantiles: Hemos de preparar una sopa casera con medio kilo de zanahorias que hayan sido previamente peladas y cortadas en pequeños pedazos.  Una vez lista, hemos de procurar que se conserve en un lugar fresco para poder consumirla cuando haya transcurrido un periodo aproximado de 24 horas.

A %d blogueros les gusta esto: