Saltar al contenido

Los remedios caseros con orégano

Actualmente se le reconocen propiedades tónicas, estomacales, antiespasmódicas, expectorantes, y es un antiséptico activo como desinfectante de las vías respiratoria; por este motivo entra en la composición de tisanas contra la tos irritante, bronquitis y asma.

Externamente se utiliza en fricciones, baños tonificantes y calmantes de los dolores reumáticos y musculares; también en gargarismos e inhalaciones.

El orégano resulta también eficaz en caso de inapetencia o de trastornos gástricos o biliares y contra la diarrea. La infusión actúa también contra la fatiga nerviosa, la astenia general del organismo y los trastornos sexuales.

Gargarismos de orégano para irritaciones de garganta

A medio litro de agua hirviendo añadir dos cucharaditas de hierba desmenuzada. Dejar reposar tapado durante 15 minutos. Recalentar antes de hacer las gárgaras 3 o 4 veces al día.

Baño de orégano calmante y tonificante

A un cazo de agua hirviendo añadir un par de manojos de sumidades florales. Dejar reposar media hora y verter en el agua del baño.

Infusión contra la fatiga, astenia general y trastornos sexuales

Para las aplicaciones descritas, se puede preparar una infusión a razón de una cucharadita de sumidades de orégano por cada taza de agua. Filtrar antes de tomar.

A %d blogueros les gusta esto: