Saltar al contenido

Sabes Cómo preparar una infusión de cacao

Sabes Cómo preparar una infusión de cacao

Aprovecha al máximo las propiedades del cacao.
El cacao es un fruto que puede darte muy buenas propiedades.

Es antioxidante, diurético, relajante y más. Pero, ¿cualquier cacao está bien? No, claro que no. Por eso mismo, aprende cómo debes prepararlo para beneficiarte con él.
El cacao es un fruto que puede ser muy bien aprovechado de diferentes maneras. Precursor del chocolate, dueño de la mantequilla de cacao (tan buena para la piel) y también elemento fundamental a la hora de elaborar el cacao en polvo. Justamente, con éste último podrás preparar una infusión de cacao. Pero la idea es hacerla para gozar al máximo de sus propiedades antioxidantes, relajantes y saludables en general. Aquí tienes la receta.

Ingredientes:

  • Una cucharada de cacao negro puro
  • Medio litro de agua
  • Unas gotas de esencia de vainilla (Opcional)
  • Canela en polvo (Opcional)
  • Endulzante natural o sin calorías (no azúcar) al gusto

Preparación:

La idea de esta preparación no es precisamente obtener una bebida que sea para tomar con fines gastronómicos, sino que la intención es poder aprovechar las enormes propiedades que tiene el cacao. Justamente, éste último es el punto fundamental de esta cuestión. Debes comprar un cacao de buena calidad, puro, que no tenga conservantes, aditivos y ese tipo de cuestiones, que no harán más que conspirar contra sus propiedades.

Luego, el proceso es el de la infusión. Coloca el cacao en polvo en el fondo de un recipiente, añade un poco de canela y vainilla (si quieres tener estos sabores en la preparación y, de paso, contrarrestar un poco el amargor del cacao) y comienza a añadir el agua a punto de hervor. Mezcla bien hasta que los elementos se integren y ya podrás beber esta infusión.

Si tuvieras ganas, puedes endulzar esta preparación, pero con algún endulzante natural, sin aditivos ni refinamiento. Si no, consúmelo “como viene”, que está más que bien para tomar en cualquier momento del día.

Así, podrás gozar de sus beneficios digestivosantioxidantes, resultando a su vez diurético y relajante, entre muchas otras cosas. Por eso mismo, no dudes en consumirlo de esta manera, comprando un cacao puro de buena calidad y dejando de lado esos azucarados productos que no te ayudarán en absoluto.

A %d blogueros les gusta esto: