Saltar al contenido

Prueba estos exfoliantes caseros naturales

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Es capaz de protegernos de todo el medio que nos rodea, aunque hay diferentes factores que pueden dañarla.

Entre estos encontramos:

  • El maquillaje, aún más si lo dejamos durante toda la noche
  • Los químicos que se encuentran en los productos que utilizamos
  • El sol, sobre todo si no utilizamos protector solar
  • Deshidratación
  • No limpiarla o exfoliarla correctamente

Esto puede hacer que nuestra piel se deteriore rápidamente. En tal caso puede lucir cuarteada, reseca, rugosa y tensa.

Sin embargo, a la hora de cuidarla debemos estar atentos al tipo de piel con el que tratamos, sea esta seca, normal, grasa o mixta.

Estas diferencias en la piel hacen que no puedan ser cuidadas de la misma manera, pues podríamos dañarlas aún más si no las tratamos correctamente.

Por esta razón si estabas buscando la manera de exfoliar piel seca para hacerla ver sana y radiante, en este artículo te daremos 5 maneras de hacerlo.

¡No te lo pierdas!

1. Exfoliante de avena y almendras para piel seca

piel avena

La avena es un cereal que no solo contiene una alta cantidad de vitaminas B1, B2 y E, también nos aporta minerales como el magnesio, zinc, calcio y hierro. Además, también proporciona enormes cantidades de carbohidratos, fibra y aminoácidos.

Estas características hacen a la avena un alimento capaz de hidratar la piel y equilibrar su pH.

Por otro lado, la almendra contiene excelentes cantidades de vitamina E y antioxidantes, capaces de eliminar las toxinas y mejorar el aspecto de la piel.

Ingredientes

  • 1 manzana
  • 2 almendras
  • 5 cucharadas de avena (50 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Lava la manzana, pélala y rállala, procurando eliminar las semillas.
  • Seguidamente, aplasta las almendras hasta que se hagan polvo.
  • Introduce todos los ingredientes dentro de un bol y mézclalos con una cuchara.
  • Deja reposar durante 20 minutos.

Modo de uso

  • Aplica la mezcla directamente sobre la zona que desees exfoliar, realizando movimientos circulares.
  • Deja actuar durante 10 minutos y enjuaga con agua fría,

2. Exfoliante de azúcar gruesa y aceite de oliva

piel aceite de oliva

La combinación entre el azúcar y el aceite de oliva te ayudará a eliminar los puntos negros y mantener los poros de tu piel completamente limpios.

Además, te proporcionará humectación y te dará una apariencia fresca, hidratada y libre de grasas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de azúcar gruesa (30 g)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)
  • 1 cucharadita de aceite de coco (5 g)

Preparación

  • En un bol, vierte los aceites junto con el azúcar.
  • Mezcla bien sin dejar que el azúcar se derrita.
  • Deja reposar dentro de la nevera durante 20 minutos.

Modo de uso

  • Aplica la mezcla directamente sobre la piel, realizando movimientos circulares y profundos.
  • Deja reposar durante 5 minutos y enjuaga con agua fría.

Nota: Luego de utilizar este exfoliante, te recomendamos utilizar una mascarilla o crema nutritiva.

3. Exfoliante de lavanda y sal de grano

piel lavanda

Mientras que la sal de grano contiene una gran cantidad de minerales esenciales para la piel, la lavanda puede ayudarte a aliviar problemas como:

  • Picaduras y quemaduras
  • Psoriasis, eccemas y acné
  • Heridas, cortes y moretones

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal de grano (10 g)
  • 3 cucharadas de aceite de jojoba, almendra o coco (45 g)
  • 5 cucharada de lavanda seca (50 g)
  • 3 cucharadas de aceite de lavanda (45 g)

Preparación

  • En un bol, mezcla la sal con el aceite elegido y combina hasta que se incorpore bien.
  • Agrega el resto de los ingredientes, mezcla con una cucharilla y deja reposar durante 25 minutos.

Modo de uso

  • Luego del baño, aplica directamente sobre la piel mediante masajes suaves y circulares.
  • Deja actuar durante 10 minutos y enjuaga con agua fría.

4. Exfoliante de avena y miel para la piel seca

piel miel

La miel es reconocida por su gran cantidad de propiedades antisépticas y cicatrizantes, capaces de:

  • Evitar infecciones
  • Nutrir los tejidos
  • Acelerar la curación de la piel
  • Aportar elasticidad
  • Hidratar la piel
  • Regular el pH

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena (20 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • En un recipiente, mezcla ambos ingredientes con ayuda de una cuchara y deja reposar durante 20 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, vuelve a mezclar hasta conseguir una pasta homogénea.

Modo de uso

  • Antes de dormir, aplica la mezcla en la zona de su preferencia mediante movimientos profundos y circulares.
  • Deja actuar durante 20 minutos y retira con agua tibia.

5. Exfoliante de azúcar y aceite de coco

piel aceite

El aceite de coco suele ser empleado para tratar una gran cantidad de afecciones en la piel, tales como el eccema, la psoriasis o la dermatitis.
Esto se debe a sus excelentes contenido en ácido láurico y vitamina E, que lo convierten en un aceite hidratante y regenerador de la piel, sobre todo la de tendencia seca.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)
  • 4 cucharadas de azúcar (40 g)

Preparación

  • Dentro de un bol, mezcla el azúcar junto con el aceite de coco.
  • Deja reposar durante 10 minutos y vuelve a mezclar hasta obtener una pasta homogénea.

Modo de uso

  • Aplica la mezcla directamente a la piel y exfolia haciendo movimientos circulares.
  • Deja actuar durante 5 minutos y retira con agua tibia.

Al utilizar estos exfoliantes para piel seca no solo lograrás conseguir una dermis más suave y radiante, también podrás restaurar los posibles daños que existan en ella.

A %d blogueros les gusta esto: